Acido Hialuronico

Acido Hialuronico

El ácido hialurónico se encuentra en nuestro organismo de manera natural, es una sustancia líquida que forma parte del colágeno que se produce naturalmente dentro de nuestro cuerpo.  Esta sustancia ayuda a mantener la piel tan tersa como hidratada. Poco a poco, con el paso del tiempo, va disminuyendo en nuestro organismo y es por ello que a partir de los treinta y cinco años la apariencia de nuestra piel también va empeorando, pierde volumen y elasticidad, provocando arrugas y piel flácida.

 Principalmente, su uso más conocido es el estético, los tratamientos con este líquido van dirigidos principalmente a frenar los signos de la edad, como la aparición de arrugas, la flacidez y la pérdida de volumen.

el ácido hialurónico hidrata la piel de manera profunda, rellena las arrugas y ayuda a recuperar tanto la densidad como el volumen de nuestro rostro. Otra de sus muchas ventajas es que aumenta la producción de colágeno, esta substancia también mejora la apariencia de la piel. Este líquido se inyecta en el rostro para:

  • Atenuar las líneas de expresión que se forman alrededor de la nariz y la boca.
  • Eliminar las pequeñas arrugas de los labios, las comisuras y su contorno.
  • Rellenar labios y pómulos.
  • Atenuar las patas de gallo.

De esta manera, no sólo se atenúan los signos de la edad, sino que al hidratarse la piel se frena también su envejecimiento.